CARTAS A MI MUJER DIECIOCHO

JUEVES 30 DE OCTUBRE, 11:00 H

Escuchad, el mundo es, verdaderamente, de quien lo piensa.
Escuchad amada.
Escuchad amadas.
Escuchad damas en general.
Lo nuestro fue posible porque venía en un poema.
Un poema, os explico: una manera diferente de concebir el horizonte, el límite, la zozobra, la caída.
Lo hemos aprendido todo, mi amor, casi todo, porque venía en un poema.
POEMA: potro alado, yegua volcánica, mujer sostenida en el aire más de dos siglos por la vertiente oceánica de un verbo enamorado, hombre declinando, sin poder caer nunca del todo, sin poder tocar fondo jamás. Y un poema, también, es una pequeña ola, sin corazón, sin vientre, acariciando suavemente a una piedra muerta.
Fuimos alcántaras, nueces perdidas, hojas de periódicos olvidadas.
Te digo, mi amor, quiero que entiendas, exactamente, lo que te digo mi amor:
Si llegamos a sentirnos viejos, estamos perdidos.

Comentarios

  1. oh poeta que bellas palabras, que verdades, de la mano de la poesía jamás nos sentiremos viejos y como una yegua alazán alado recorreré mundos escribiendo y reinvidicaré la juventud siempre, siempre, siempre

    ResponderEliminar
  2. Tengo 68 años, soy joven si quiero vivir la sexualidad de los 68 años y si quiero vivir la sexualidad de los 20 años, soy viejo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CARTAS A MI MUJER SESENTA Y SEIS

CARTAS A MI MUJER SESENTA Y TRES