Cartas a mi mujer treinta y ocho

29 DE ENERO DE 1998, MÁLAGA

Querida Olga:
Moderación era, en definitiva, una manera de poder pensar en vivir 200 años.
El problema no era que los órganos o el alma no aguantaran. Lo que realmente pasaba era que no había dinero o nadie quería gastar su dinero en vivir 200 años.
Cuando haya dinero los órganos aguantarán y el alma será libre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CARTAS A MI MUJER SESENTA Y SEIS

CARTAS A MI MUJER SESENTA Y TRES